“Mindfulness significa prestar atención de un modo particular, con intencionalidad, en el momento presente, y sin juzgar”.

Jon Kabat-Zinn

Las intervenciones basadas en mindfulness trabajan esta capacidad a través de una mezcla de prácticas formales – ejercicios de meditación – y otras técnicas informales que la persona va incorporando en su rutina diaria.

El mindfulness nos proporciona nuevas maneras de relacionarnos con nuestras propias respuestas emocionales ante situaciones difíciles, reduciendo así los niveles de estrés y malestar. Desarrolla la capacidad de (auto)aceptación, como herramienta que nos ayuda a reconocer y procesar nuestros sentimientos. Pone un gran énfasis en la relación cuerpo-mente, y en la importancia de prestar atención a la expresión corporal de nuestras emociones, para así reconectar con la sabiduría del cuerpo y contrarrestar la tendencia de la sociedad occidental a “vivir en la cabeza”.

¿Para qué tipo de dificultades puede ser de ayuda el mindfulness?

Las investigaciones científicas demuestran los siguientes efectos positivos del mindfulness:

  • Disminución de síntomas de ansiedad, depresión e irritabilidad.
  • Relaciones personales de mayor calidad y más satisfactorias.
  • Alivio del estrés crónico.
  • Reducción del impacto del dolor crónico en ciertas enfermedades físicas.
  • Mejor manejo de los aspectos emocionales de enfermedades físicas.
  • Mejor manejo de los aspectos emocionales en situaciones de infertilidad.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Mejor manejo del estrés en al ámbito laboral, incrementando los niveles de satisfacción y eficacia.

Mindfulness en IRAMAYA

Ofrecemos dos tipos de programas:

1. Programa general. Grupo abierto a cualquier persona que busca rebajar sus niveles de estrés, y aumentar sus sensaciones de conexión emocional, eficacia y bienestar general. Programa de 8 sesiones semanales, de 2 horas de duración. Grupo de continuidad durante el curso según demanda.

2. Programas específicos. Grupos dirigidos a personas con una dificultad concreta, de manera que todos los componentes del mismo comparten la misma situación (formación de grupos en función de disponer de un mínimo suficiente de participantes).

Se contemplan como posibles grupos:

  • Personas con depresión
  • Personas con enfermedades crónicas.
  • Padres con hijos adolescentes.

Aspectos generalizables a todos los tipos de programa:

  • Flexibilidad horaria y en el número/frecuencia de sesiones.
  • Posibilidad de desplazamiento a colectivos, empresas, asociaciones, etc.
  • Mindfulness zerbitzuak euskaraz.

Puedes consultar los horarios y fechas de nuestros cursos:

Programación